9 técnicas de vocalización para cantar

Actualizado: jun 23




Comenzamos con los ejercicios de vocalización

  1. Coge un texto corto colócate frente a un espejo con buena postura y lee en voz alta, teniendo en cuenta cada signo de puntuación, acentos y ritmo. Repite hasta que te sientas totalmente seguro/a de cada sílaba, palabra, respiración, articulación y resonancia.

  2. Si los trabalenguas ya quedaron lejos en tu día a día, y solo lo recuerdas como un juego de tu infancia, es hora de recuperarlos. A parte de divertirte, podrás entrenar tus cuerdas vocales, posición de la lengua y atención gracias a la mezcla de vocales y consonantes.

  3. Hacer lectura silábica, eligiendo una palabra que te parezca de difícil pronunciación. Este ejercicio trata de separar la palabra por sílabas y pronunciarlas abriendo de manera exagerada la boca. Estas palabras de difícil pronunciación pueden ser palabras como: esternocleidomastoideo, otorrinolaringólogo, paralelepípido,.. o cualquiera que te suponga una dificultad.

  4. Pronunciar todas las vocales de manera corta e independiente A E I O U, y luego igual, pero alargándola: AAAAAAA EEEEEEE IIIIIII OOOOOOO UUUUUUU.

  5. Coloca entre tus dientes un lápiz y mordiéndolo de manera suave, lee un texto durante unos 5 minutos todos los días.

  6. Hacer escalas como cuando ibas al colegio repitiendo, midiendo el volumen y cambiando de la escala central a la aguda y grave, para ello puedes utilizar un instrumento para ayudarte a entonar el sonido.

  7. Ejercicios donde uses sonido y aire como con FU o R de agudo a grave y de duración más corta a más larga.

  8. La letra N y L a veces cuesta pronunciarla, y como ya sabes estas se pronuncian dando un toque en los dientes con la punta de la lengua, para poder dejarla en libertad y sin tensión un truco puede ser sacar la lengua y tocar el labio superior al pronunciarla y verás como notas un gran alivio de tensión.

  9. Ma, me, mi, mo, mu. Con este ejercicio se trabaja una perfecta colocación, resonancia y respiración relajada y diafragmática. Un truco para saber que estás realizando bien cualquier ejercicio con la letra “m” es que sentirás cosquillas en tus labios, nariz y cara.

Acuérdate de grabar cada uno de estos ejercicios para poder ver donde debes mejorar e ir viendo evolución.

Estas técnicas a parte de ayudarte a vocalizar bien te ayudaran a mejorar la respiración, la colocación, la relajación muscular, y sobre todo a llegar de manera más sencilla a las notas agudas y mejorarás entonación.


En Rockescool los profesores te ayudaran a perfeccionar tu vocalización que te falta y así puedas ser el mejor cantante que deseas. Aprovecha nuestro 20% de descuento en nuestra clase de canto presencial o virtual para todas las edades.



24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo